Comprobado que Vendecookies funciona. Primer pago recibido… ¿Y último?

Para quien todavía no lo sepa, Vendecookies es un juego donde se gana dinero por acumular galletas que se van cocinando. Tras grandes expectativas creadas con un primer mes de grandes pagos para algunos usuarios, llegó la “plancha” al mes siguiente… y al otro…

Cookies rotas

Cookies (galletas) destrozadas

Ahora he comprobado por mí mismo que Vendecookies es fiable consiguiendo mi primer pago pero… ¿será el último? La duda sobre la durabilidad de este negocio y la pobre rentabilidad mostrada para tanto esfuerzo hace plantear esa y otras dudas.

Vendecookies paga: Ahora ¿toma el dinero y corre?

Por fin he conseguido cobrar en Vendecookies. Era cuestión de cabezonería mía llegar a las 80.000 malditas galletas para ganar algo de dinero, lo que fuera. Y tras intuir lo que podría cobrar este mes viendo los números del anterior, no me hacía ser demasiado optimista.

El caso es que ya me imaginaba algo así. Un pago irrisorio en la mayoría de casos y que, tras darle otra oportunidad un mes más, he visto que la empresa cumple con los pagos pero se repite la historia (incluso peor). Por lo tanto, la cuestión es saber si ha llegado el momento de seguir de forma literal el título de la película de Woody Allen.

Vendecookies funciona pero, ¿merece la pena?

Después del sofocón que muchos se llevaron con la vertiginosa bajada del valor de la cookie de Octubre hasta un ridículo 0,17€/1000 galletas cocinadas, han vuelto a surgir novedades que repasamos a continuación:

– Han incorporado nuevos países para ganar dinero jugando. Además de España, Argentina y Chile que ya estaban, ahora se incorporan Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, México, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Son ya 15 países en total desde donde se puede ganar dinero jugando. Para optar a los premios, los jugadores deben verificar su cuenta.

– Después del varapalo recibido por Vendecookies al quedarse sin la opción de pago/cobro por PayPal, ahora han implementado otras opciones que se unen a la transferencia bancaria. Para el mes de Diciembre, se puede cobrar por otros procesadores de pago como son EgoPay y Payza.

– Por contra, ahora cobran una comisión de 3 euros (impuestos incluidos) cuando solicitas un pago. Da igual el medio (transferencia, Payza o EgoPay). Siempre te van a descontar 3€ más el 21% que va para Hacienda, correspondiente a la cantidad total del dinero ganado.

– Por último, el valor de la cookie ha sido similar al catastrófico mes anterior, incluso ha bajado más. Se ha situado en un infame 0,15€ por cada 1000 galletitas. Ni más ni menos.

Después de tantos cambios en Vendecookies y una ardua tarea por conquistar mi derecho a cobro alcanzando al menos las 80000 galletas, he de decir que tras llegar el día 1 del mes de Diciembre y esperar 24 horas para que calculen el valor de la cookie, al final he recibido el pago al día siguiente de solicitarlo.

Vendecookies paga y, al menos en su favor, puedo decir que ha sido un proceso rápido para recibir el dinero (al tercer día de Diciembre). El problema es que, además de ser un pago muy bajo en la relación esfuerzo/dinero, hay que matizar algunas cosas:

1. Mi pago inicial tras los cálculos de Vendecookies es de 12,22 euros, pero como deben aplicar la retención del 21% en concepto de impuestos por el dinero ganado con esta empresa en España (IRPF), se me queda en 9,65€.

2. A estos 9,95€ hay que restarles 3 euros por comisiones que aplica Vendecookies en el proceso de envío (da igual que sea mediante transferencia bancaria, Payza o EgoPay). Entonces la cantidad vuelve a descender. Esta vez a 6,65€.

3. Una vez recibido el dinero en mi cuenta Payza (procesador de pago electrónico al estilo PayPal) vuelvo a sufrir otra comisión. Esta vez no tiene la culpa Vendecookies. Pero claro, veo que Payza aplica una “fee” de 0,41€. Así que después de tanto aplicar comisiones ajenas a mi voluntad, el pago neto de Vendecookies ya ingresado en mi cuenta Payza se queda en un total de 6,24 euros:

Vendecookies paga

Primer pago de Vendecookies y… ¿último?

En definitiva, muchos palos al usuario para cobrar tan poco dinero por tanto esfuerzo. Y es que mientras el valor de la cookie esté tan bajo, poco o nada merece la pena echarle tantas horas al mes.

Y mucho menos invertir en Vendecookies, algo que le pasó a muchos usuarios cuando pensaron que todos los meses iban a ser similares al primero, animados sobre todo por los mensajes (muy poco acertados) por parte de Vendecookies que auguraban incluso posibles subidas en meses venideros. Algo que de momento ni ha ocurrido ni tiene pinta de que se cumpla. Craso error el crear falsas expectativas.

Conclusión

Yo he estado “cocinando galletas” desde que salió Vendecookies pero sin mucha celeridad, la verdad. Por eso no he recibido mi primer pago hasta ahora. Está claro que de momento es un sitio fiable y que paga, pero que ha perdido mucho por poner el listón demasiado alto desde un principio.

Si te lo tomas como un juego divertido, que es cierto que lo es para echar unas partidas y sacar producción de ingredientes, está bien. Luego está el tema de hornear cookies, que también tiene su miga. Pero bueno, si abres una ventana en tu navegador y cada 45 segundos vas coleccionando galletas mientras haces otras cosas, pues igual te interesa.

Aun así, en mi opinión, hay muchas otras opciones más productivas si lo que buscas es ganar dinero en Internet. Pero si te divierte la página y te lo tomas como un juego que estimula tu mente, pues adelante.

Para que Vendecookies funcione, tendrán que buscar otras vías de ingresos que mejoren los emolumentos de sus usuarios. Sé que no es fácil, pero les toca dar una vuelta de tuerca a la credibilidad perdida si desean mantener el negocio a flote. Mi deseo es que así sea, pero solo Vendecookies tiene la última palabra.

5 Comentarios

  1. gaspar 4 diciembre, 2014
  2. PaolitaTru 10 diciembre, 2014
    • Franik 11 diciembre, 2014
  3. joalber 4 octubre, 2017
    • Franik 4 octubre, 2017

Responder a PaolitaTru Cancelar respuesta